No me quiero bañar

Y cuantas veces no nos apetece nada y nos hacemos los dormidos. 🙂