Síndrome de Cauda Equina

Se trata de la estenosis, o la discopatia que se puede producir en la articulación lumbo sacra, debido a una inestabilidad de las dos últimas vértebras lumbares con el sacro.

En esta zona lumbar la médula espinal, deja de ser oblonga y pasa a ser una especie de cola de caballo o de escoba, donde se prolongan por el sacro. El disco que esta entre la L6-L7-S1, estos discos o uno solo puede identarse prolabsarse, y producir un pinzamiento de esta medula espinal, produciendo la sintomatología clásica de una hernia de disco, una discopatia.
Esta lesión se puede ir cronificando, presentando el animal crisis de las cuales al principio va superando, hasta que llega un momento, que la lesión, puede producir perdida de funcionalidad claudicación, y un dolor intenso, que hace que el animal, no pueda y no quiera levantarse, dejando de miccionar y defecar, con las consecuencias lógicas y  de los trastornos que se pueden ocasionar.

Generalmente se trata de una patología, que se presenta en el animal, cuando tiene ya una edad avanzada, ya que es un proceso mecánico de inestabilidad en la mayoría de casos, y que el tiempo ha ido deteriorando. Enfermedad artrosica degenerativa.

Se encuentra generalmente en razas de talla grande, algunas razas tienen una predisposición anatómica estructural a padecer dicha alteración.
Pastor Alemán, RW, Bóxer, Labrador, Golden, Dogo, Cocker, Snahuzer miniatura, Buldog, Teckel, e incluso en algunas razas de gatos grandes.


Generalmente, si no hay una crisis importante, con claudicación y dolor, se diagnostica tarde. El diagnostico precoz es importantísimo, para poder solucionar el problema.

Que ocurre cuando el animal sufre esta estenosis lumbosacra, estamos delante de un proceso degenerativo, y en consecuencia, progresivo en el tiempo.

¢ Síntomas

– No quiere levantarse, o le cuesta mucho.
– Rechaza el paseo, y lo acorta, queriendo volver a casa.
– Pierde masa muscular del tercio posterior.
– Los machos dejan de levantar la pata al miccionar.
– No mueven la cola, “perros que no saludan”.
– Colocan el pie en forma de pie equino, propicepción.
– Arrastran las uñas al andar.
– Pueden haber cambios de carácter, el animal no quiere que se le acerquen.
– Pueden llegar a la incontinencia urinaria y fecal.

¢ Tratamiento

Para que sea certero, será necesario tener previamente un diagnóstico definitivo de la causa del síndrome. Asimismo, se hará teniendo en cuenta la edad del animal, la severidad y duración de los síntomas y las posibilidades económicas. A grandes rasgos se puede optar por dos tipos de tratamiento:

Tratamiento conservador

  • Antibióticos si la causa es infecciosa
  • Tratamiento del tumor si la causa es neoplásica (cáncer): quimioterapia o paliativo.
  • Restricción del movimiento: confinamiento en una jaula. Los resultados son muy imprevisibles, la incontinencia no se suele solucionar.
  • Alivio del dolor y limitación de la progresión de la artrosis: uso de antiinflamatorios, analgésicos y condroprotectores.

Tratamiento quirúrgico

Sobretodo en casos graves o que no responden al tratamiento conservador. Se buscará la descompresión de las raíces nerviosas afectadas y la estabilización de la fractura, hernia o luxación que nos provoque el cuadro. También se deberán usar analgésicos y condroprotectores.

Tratamiento paliativo

En los casos en que no sea posible restablecer la funcionalidad del animal, tenemos ayudas para intentar que su vida sea lo más normal posible.

Otras ayudas

Arneses de soporte posterior; con ellos podremos soportar parte del peso del animal para que así pueda caminar más efectivamente.

Sillas de ruedas para perro; con ellas podemos conseguir que el animal se desplace con facilidad, tanto si tiene inmovilidad total de las patas como si la tiene parcial.

Tratamiento del dolor: SIEMPRE debemos hacer uso de antiinflamatorios y/o analgésicos cuando notamos que el perro tiene dolor. Cabe la posibilidad de utilizar antiinflamatorios naturales de manera crónica, disminuyendo los efectos indeseables de la medicación.

Fisioterapia: puede ser una gran ayuda, tanto si hemos optado por la cirugía como por el tratamiento conservador.

1 pensamiento en “Síndrome de Cauda Equina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: