Respiración del paciente

Desde el punto de vista respiratorio, lo primero y más básico que precisamos conocer es si el paciente respira y con que frecuencia.

ζ Métodos visuales: Para detectar los movimientos respiratorios se puede recurrir a técnicas visuales tales como observar las oscilaciones del balón de reserva del circuito anestésico o las excursiones de la caja toracica.

El gran incoveniente; es que muchas veces el paciente está cubierto con paños y es dificil observar las excursiones del tórax.

ζ Métodos sonoros: Para solventar las deficiencias se recurre a dispositivos sonoros.

El estetoscopio esfágico: Consta de una sonda, que se introduce por el esófago hasta situar su extremo distal al a altura del pericardio, conectada a un amplificador de sonido que permite escuchar los latidos cardíacos y los movimientos respiratorios.

El monitor de apnea: Dispositivo electrónico que conectado al tubo endotraqueal detecta el flujo del aire y emite un pitido coincidiendo con cada espiración.

Incovenientes: Los veterinarios suelen seleccionar máxima sensibilidad por lo que el paciente puede estar mal intubado y el monitor emitir un pitido con cada respiración al detectar flujo de aire procedente del estomago.

Con estos dispositivos lo único que se conoce es la frecuencia respiratoria, con valor muy limitado. Se desconocen los valores sanguíneos y alveolares de O2 y CO2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: