Pitbull

304385_10151090500746884_524063238_n

El origen de esta raza se remonta a la Gran Bretaña del siglo XIX.

Los campesinos que no tenían dinero para pagarse un buey o un caballo empezaron a usar perros potentes para poder hacer ese tipo de trabajos (labrar, tirar cargas…)

Obviamente no eran pitbulls propios, sino que eran similares, eran molosos fuertes capaces de aguantar condiciones muy duras y sobre todo de ser fieles aun teniendo cansancio y condiciones extremas.

Después de que se conociesen como tal, algunos mal intencionados vieron en ellos un potencial enorme para peleas, que empezaban a estar de moda.

Empezaron a cruzarlos con terriers, más pequeños y más ágiles. Salieron perros de diferentes tamaños, agilidad, fuerza… Entonces empezó una selección para lo que eran los fosos (peleas). Esa linea de Pitbulls es más atlética, un poco más bajita (no confundir con el Staffordshire Bull Terrier), es todo músculo, menos ancha. Después está la linea que denominan “de trabajo”, fuertes, anchos, pesados, y que no son tan ágiles como la línea anterior, digamos que se parecen más a los que había inicialmente. Y por último cruces entre esos dos.

– Características: El estándar de la raza no especifica una altura determinada, sino que prioriza la construcción armónica del cuerpo. Es por eso que existen perros pitbull de tamaños muy heterogéneos. Sin embargo, el pitbull es un perro de talla mediana.

El peso debe estar en proporción con la altura. Sin embargo, el peso de los machos suele encontrarse entre los 15,9 y 27,2 kilogramos; mientras que el peso de las hembras suele estar entre los 13,6 y 22,7 kilogramos.

299656_10150338129586884_1265821819_n

Comportamiento: El Pit Bull es un perro increíblemente fiel. La raza se vuelve muy unida a su familia humana y no aceptará a otros a no ser que perciba que son bienvenidos en casa como si fueran parte de la familia. Como extensión de este atributo, también puede ser un perro muy poderoso y protector, aunque pequeño y manejable, y puede ser muy útil en las manos adecuadas y con una propiedad responsable. De todas formas, al contrario que muchos perros muy fieles, puede aceptar los cambios. Si se da la desafortunada situación de que una familia tenga que renunciar a su Pit Bull, el perro se entregará a su nuevo propietario con el tiempo. De la misma forma, un Pit Bull «de segunda mano» puede ser una opción que usted podría considerar, particularmente si conoce a sus antiguos propietarios y su estilo de vida.
Sobre todo, es un excelente perro compañero. Es un perro que formará lazos con toda su familia humana, pero siempre guardará un lugar especial en su corazón hacia la persona que él decida que es su mejor amigo. Es un perro que siempre estará ahí para su amo. Es una raza que perdona, sumamente leal, amante de la diversión y es un amigo para toda la vida.

167631_502198336883_437287_n 222112_10151045570466884_874054888_n 1461861_10151758176941884_1267266754_n

Realmente una raza peligrosa? : Para la gran mayoría de gente, los pitbulls son la raza más peligrosa de todas. Es difícil pensar en otra raza que tenga más mala reputación que el pitbull. De hecho, hay varias razas relacionadas con ella: los american staffordshire terrier, los stafforshire bull terrier y los american bull terrier. Todas las razas de pitbull han sido maltratadas y utilizadas por los hombres como perros de pelea. Aún hoy, existen numerosas peleas clandestinas de pitbulls muy complicadas de erradicar por su hermetismo: meten a dos perros pitbull en un foso, los azuzan con palos con unas punzas en el extremo para provocarles e irritarles y convertirlos en más agresivos para la pelea. Así somos los humanos… De lo que se extrae que la raza más peligrosa somos nosotros. Nosotros fuimos quienes creamos a estas razas y nosotros somos los que incitamos a que sean agresivas, y por ende, peligrosas.

Antiguamente, los criadores crearon a los bulldogs para espectáculos tan brutales como las luchas de estos contra toros y osos. Más tarde, los criadores cruzaron a razas terrier, más rápidos y ágiles en la lucha para que las peleas fueran más enérgicas. El parlamento británico prohibió en 1835 esta clase de luchas tan sangrientas y brutales pero, como era de prever, estas peleas fueron incrementándose de forma clandestina de otra forma: perros contra perros.

La conclusión es que los pitbull y las razas asociadas a los pitbulls deben ser adoptados por personas experimentadas en la educación de un perro. Es una raza dominante que necesita de un cuidador dominante, que tenga asumida la importancia de una correcta socialización entre los 2 y los 4 meses, y una correcta educación a lo largo de la vida del perro. Con contados errores, podemos crear perros desequilibrados y agresivos, por lo que, si fuimos valientes de crear razas como los pitbulls, debemos ser capaces de asumir que los pitbull no son perros peligrosos si están en las manos adecuadas.

224084_10150168685741884_1684109_n 1934261_141493856883_2057093_n 1934261_141493911883_7608750_n

Salud: Ésta es una de las razas de perros más resistentes a las enfermedades, pero no por eso se debe descuidar su salud. Además de tener al día las vacunas, hay que prestar atención a posibles problemas del corazón, enfermedades contagiosas de la piel (sarna, eccemas, hongos), parásitos internos y externos…

Por supuesto, lo más importante para mantener la salud del pitbull es que se le haga una revisión veterinaria regular.

El pelaje del pitbull no necesita de cuidados especiales. Será suficiente con el cepillado regular y el baño cada vez que se ensucie.

Sin embargo, el ejercicio es muy importante por lo que necesitará salir a pasear al menos una vez al día por períodos prolongados (1 hora como mínimo).

Agradecimiento a Alex Nitro Gomez por las fotos de Narthan. Podeis verles en https://www.facebook.com/mundowhitefang?fref=ts

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: