Pastor Catalán

Historia: El origen de esta raza proviene de los perros asiático llegados a Europa con las invasiones de bárbaros orientales y desperdigados por Europa por los romanos. Así mismo, en yacimientos como los de Minferri se han encontrado restos de perros de medida y estructura parecidos ya en el neolítico hacia el 2000 a. C. Con todo, no es posible determinar cuando hace que hay exactamente el que ahora se entiende por pastor catalán ya que solo se tienen dibujos de doscientos años que testimonien su existencia.

En 1919 se reconoció como raza canina española. En 1929 se redactó el primer estándar a partir de dos perros, Tac e Iris, los dos ganadores de un concurso de perros. No obstante, todo esto no pudo frenar el debacle de la raza. Con la llegada del turismo a los Pirineos que es donde se ubicaban más ejemplares de la raza, también llegaron razas foráneas, de manera que se fue abandonando y mezclando con otras razas.

Durante la década de 1970, una organización llamada Laketània cogió dos perros que permanecían con un aspecto muy puro, uno de Solsona y el otro del Berguedà y los criaron selectivamente para recuperar la raza. Todos los perros de cría actuales llevan genes de estos dos ejemplares. En 1982 se creó el Club del Gos d’Atura Català, comenzaron a proliferar diversos criadores y en 1982 se redactó un nuevo estándar que es el que sigue en curso.

Actualmente el perro se ha podido extender mucho al comprobarse que no solo sirve para los rebaños sino también para hacer de animal de compañía y se contabilizan más de 4.000 ejemplares.

Comportamiento: Éste es un perro muy fiel y cariñoso con los suyos, pero reservado con los extraños. Como la mayoría de los perros pastores, es un perro muy inteligente, valiente, estable, vigilante y trabajador. Además, sus instintos de pastoreo son tan fuertes que suele dirigir al rebaño incluso sin ninguna guía por parte del pastor.

Hay que tener en cuenta que son perros que demandan gran cantidad de ejercicio físico y mental, y mucha compañía. Si se quedan solos por períodos prolongados pueden desarrollar conductas destructivas.

Características: De 47 a 55 cm en los machos y de 45 a 53 cm en las hembras. Suelen pesar entre 20 y 27 kilogramos.

 

Salud: La raza no es particularmente propensa a enfermedades hereditarias, pero igual se le deben proporcionar los cuidados veterinarios requeridos. Las vacunas y las revisiones frecuentes son importantes. Además, es bueno adiestrar al perro para que se deje revisar, porque el denso pelaje que tiene puede ocultar algunas heridas.

El pelaje largo y denso del pastor catalán tiende a enredarse con facilidad, por lo que necesita ser peinado unas cinco veces por semana. No es necesario cortar el pelo. Tampoco es bueno bañar al perro con mucha frecuencia, sino sólo cuando sea necesario.

Necesitan mucho ejercicio y compañía. Los paseos diarios son obligatorios y además se pueden practicar algunos deportes caninos con estos perros, tales como el agility o el freestyle canino. De ser posible, hay que permitir que practiquen pastoreo como deporte.

A pesar de sus requerimientos de ejercicio, estos perros pueden adaptarse bien a la vida en un piso, siempre y cuando se les permita ejercitarse lo suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: