Oso Panda

El panda gigante es un insaciable devorador de bambú. Un panda come 12 de cada 24 horas. Hacen falta 12,5 kilos de bambú para cubrir las necesidades alimenticias diarias de un panda gigante, que arranca  los tallos con los alargados huesos de sus muñecas, usándolos a modo de pulgares. También pueden comer pájaros o roedores.

Sólo se encuentran en estado salvaje en remotas regiones montañosas del centro de China, quedan aproximadamente unos mil ejemplares y no se dejan ver, son esquivos. Para comer se sientan  con sus piernas traseras estiradas hacia adelante.

Los pandas gigantes son animales solitarios. Tienen un sentido del olfato muy desarrollado, que los machos emplean para evitarse entre sí y para encontrar una hembra con la que aparearse en primavera.

Tras un embarazo de cinco meses, la hembra da a luz a un único cachorro o a gemelos, aunque en este caso no es capaz de cuidar de los dos. Los pequeños pesan apenas unos 150 gramos al nacer y no pueden gatear hasta cumplidos los tres meses. Nacen ciegos y de color totalmente blanco.

 

mama-oso-panda-con-cria

 

panda6

7 pensamientos en “Oso Panda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: