Mastín Italiano o cane corso

Resultado de imagen de cane corso

♥ Origen: El Mastín italiano o cane corso es descendiente del canis pugnax, un enorme moloso que se utilizaba en el primer siglo como perro de guerra. Trabajaba en el mismo campo de batalla y era un excelente perro guardián.

El mastín italiano era un perro popular en Italia, común entre la case trabajadora, aunque estuvo a punto de extinguirse debido a la mecanización del campo y las granjas así como la despoblación de los entornos rurales. Al margen de vigilar fincas, el mastín italiano era un excelente perro conductor de rebaños.

♥ Aspecto físico: El Mastín Napolitano es un perro pesado, musculoso y rechoncho. Tiene unos ojos de expresión penetrante. Las orejas son pequeñas, triangulares y cuelgan pegadas contra las mejillas. La cola es gruesa en la raíz.
Tiene un andar lento y pesado, comparada con la de un oso.

♥ Comportamiento: Se trata de un perro independiente, generalmente territorial y muy protector. Crea un vínculo muy estrecho con sus familiares, especialmente con los niños, a los que cuida y protege. El mastín italiano es excepcionalmente paciente y cuidadoso, vigila los movimientos con los más pequeños para no dañarles. Es también un perro muy atlético, le encanta ejercitarse. Por el contrario, en casa suele ser bastante tranquilo. Es distante con las personas desconocidas y suelen ser muy seguros de si mismos.

El mastín italiano es un perro muy inteligente, que combinado con su tendencia a ser dominante y su valentía innata, hacen que esta no sea una raza para principiantes, ni para dueños inexpertos. Pueden ser cabezotas, y a menudo tratan de testear a su dueño, para ver donde está el límite.

Se debe iniciar la educación del cane corso sobre las 3 semanas de vida y hasta las 12, en pleno período de socialización. Le enseñaremos a inhibir la mordida, le socializaremos con personas, animales y entornos de todo tipo y le iniciaremos en la obediencia básica: sentarse, quedarse quieto, tumbarse o venir aquí.

♥ Salud: El cane corso es un perro de sencillos cuidados. Le cepillaremos de forma semanal para eliminar el pelo muerto, con cepillos de púas cortas y suaves, para que no dañen su dermis. El baño será cada uno o tres meses, dependiendo de la suciedad, para evitar dañar la capa de protección natural de su piel. No es un perro que deba vivir en el exterior, su manto es muy fino y sensible a las callosidades.

 Esta raza es propensa a sufrir las siguientes enfermedades:

  • Displasia de codo
  • Displasia de cadera
  • Torsión gástrica
  • Hiperplasia vaginal
  • Problemas respiratorios
  • Golpe de calor
  • Hipertrofia glandular
  • Entropión
  • Ectropión
  • Brotes de sarna demodex al nacer

Su vida media está entre 10 y 14 años.


Resultado de imagen de cane corso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: