Hidrocefalia

La hidrocefalia es una patología que se caracteriza por una excesiva acumulación de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo.
Esta puede ser de tipo interna o externa, de acuerdo con la localización del exceso de líquido, dentro o fuera del sistema ventricular.
La de tipo interna representaría la mayor parte de los casos en la clínica de pequeños animales.
Esta patología es frecuente en caninos y rara en felinos.
Las razas con mayor predisposición en orden decreciente son: Maltés, Yorkshire terrier, Buldog ingles, Chihuahua, Lhapsa apso, Pomerania, Caniche toy, Cain terrier, Terrier de boston, Pug y Pekines.
En ninguna de las razas toy o braquiocefálicas se ha documentado una base genética para la hidrocefalia.
Se sugiere que los gatos Siameses pueden heredar la hidrocefalia como un rasgo recesivo.
La desproporción del canal pélvico materno y la cabeza del cachorro podría ser un posible mecanismo para explicar la mayor afección de las razas toy.
Esta desproporción provocaría un traumatismo, el cual causaría una hemorragia subaracnoidea o interventricular, y las resultantes aracnoiditis y ependimitis podrían impedir la salida y absorción del LCR.
La hidrocefalia se clasifica según su origen en congénita u adquirida, y a su vez esta última puede ser comunicante y no comunicante según el asiento de la obstrucción.
FISIOPATOLOGÍA
La hidrocefalia congénita en apariencia se debe a la falla de los vellos aracnoideos para reabsorber el LCR a un ritmo conveniente, en otros casos se puede deber a una estenosis del acueducto mesencefálico.

En casos unilaterales se pueden deber la obstrucción del orificio de Monro. Esta forma se observa en el momento del nacimiento o poco tiempo después. La forma adquirida puede presentarse en cualquier momento después del nacimiento y es causada por la interrupción del drenaje del líquido cefalorraquídeo desde los ventrículos.

Dicha obstrucción por lo general se debe a la estenosis u oclusión del acueducto cerebral que drena el LCR de los ventrículos lateral y tercero hacia el cuarto ventrículo. Esta condición se conoce como Hidrocefalia no comunicante.
Esta puede ser secundaria a hemorragia subaracnoidea o a presencia de cuerpos extraños.
En la hidrocefalia comunicante la obstrucción se presenta cuando el LCR es drenado del cuarto ventrículo hacia el espacio subaracnoideo por el foramen de Luschka.  Ésta por lo general es el resultado de la inflamación de las meninges.
Las causas que pueden producir hidrocefalia de tipo adquirida pueden ser: tumores, lesiones granulomatosas, encefalitis, meningitis, enfermedades parasitarias como el toxoplasma, enfermedades infecciosas como el moquillo, trauma, etc
SIGNOS CLÍNICOS
La afección clínica en perros y gatos hidrocéfalos es variable, algunos exhiben manifestaciones mínimas, mientras que otros muestran disfunciones neurológicas marcadas referibles al prosencéfalo.
Los signos del síndrome cerebral son; ambulación compulsiva, convulsiones, presión de la cabeza contra objetos, marcha en círculos, aprendizaje retardado, demencia, movimientos y posturas anormales y deficiencias visuales. Raramente papiledema y respiración irregular.
Los signos del síndrome hipotalámico son; estado mental alterado, cambios de comportamiento, deficiencias bilaterales del nervio óptico, alteraciones de la termorregulación, alteraciones en la conducta alimentaria y desordenes endocrinos.
Algunos, pero no todos tienen las fontanelas abiertas.
Muchos hidrocéfalos congénitos tienen una calota copuliforme prominente, y algunos pueden presentar un estrabismo bilateral divergente, el cual es causado por una compresión mecánica sobre el quiasma óptico.
Los signos clínicos de la hidrocefalia grave son típicos, algunos casos más leves pueden producir un cuadro menos evidente, que necesitan estudios complementarios para la confirmación diagnóstica.
DIAGNÓSTICO
En la hidrocefalia primaria, las radiografías de cráneo pueden mostrar una calota delgada y en estos pacientes se pierde el patrón de circunvolución ósea radiográfico.
La ventriculografía de contraste permite un diagnostico definitivo, pero rara vez se realiza debido a la técnica sofisticada y alto costo.
Si hay fontanelas abiertas la ultrasonografía de los ventrículos puede aprovecharse para demostrar el agrandamiento ventricular.
El TAC es otro método de gran valor diagnostico.
El electroencefalograma es de gran utilidad para la confirmación diagnostica, debido a que su trazado es característico.
TRATAMIENTO
La terapia de la hidrocefalia depende de la causa que le dio origen. En el caso de la hidrocefalia adquirida, la presión endocraneana debe ser reducida antes de tratar la etiología subyacente. Por lo tanto debe tratarse de reducir la producción o incrementar la reabsorción de LCR. Los diuréticos, como la furosemida a corto plazo, disminuyen la producción del LCR, tambien nos servirá la acetazolamida, los esteroides y corticosteroides.

 

Otra alternativa es la colocación de un drenaje quirúrgico, el cual se realiza mediante la técnica de desviación ventrículo atrial o desviación ventrículo peritoneal, lo que permite disminuir la presión a nivel del cráneo.
PRONÓSTICO
En el caso de la hidrocefalia primaria, el pronóstico es favorable si la condición se diagnostica con precocidad y se trata con adecuación. En la hidrocefalia adquirida, el pronóstico es malo.
En hidrocefalias adquiridas de animales adultos jovenes el pronostico podria ser considerado bueno en terminos generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: