Farewell

Quiero compartir con vosotros el corto que ha hecho Cristobal soto a su perra después de 21 años juntos. No he podido evitar llorar.

El corto se llama Adios, y esto es lo que dice el autor: “cuando se iba a morir, estaba súper débil, tiritando y con dolores, pero aún así en un momento me lamió la mano antes de morir, una sola vez. Me dio tanta pena, que después de eso se me ocurrió la animación”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: