Epilepsia Idiopatica

Es la causa mas frecuente de convulsiones en el perro. Puede aparecer de forma esporádica en prácticamente todas las razas y en perros mestizos, es particularmente frecuente en determinadas razas puras, se considera hereditario; Pastor alemán, Belgian twevuren, Keeshond, Beagle y Teckel. En el gato es menos frecuente.

En ocasiones la crisis se produce de forma múltiple, más de una en 24H, siendo más frecuente en las razas grandes.

La crisis: Es de tipo tonicoclónica: la descarga epiléptica se produce en toda la corteza cerebral y la manifestación clínica es motora. Tiene tres fases

Aura: Es un comportamiento especial y reconocible por el dueño, aparece justo antes del inicio  de la convulsión, (lamerse  constantemente, mostrarse inquieto, buscar la atención, ladrar, esconderse…) Duración variable.

Ictus: Se denomina así a la convulsión. Hay fases motoras tónicas (rigidez, opistotonos, apertura de boca) y  clónicas (movimiento desordenado de la cabeza, tronco, extremidades, pedaleo, espasmos). Muchas veces aparecen también manifestaciones neurovegetativas como micción, salivación, defecación. Si la crisis es completa, suele cursar con pérdida del conocimiento. La duración suele ser de 1 a 3 minutos.

Post-ictus o fase recuperación: Puede durar minutos, horas o días, puede aparecer desorientación, ceguera aparente, marcha vacilante, hambre o sed exagerada. Si las convulsiones son intensas puede presentar este comportamiento de modo permanente, como consecuencia del daño cerebral residual.

Diagnostico: Se hace por exclusión, descartando otros cuadros productores de convulsiones. Nos ayudará saber los siguientes datos:

•La edad de presentación. El primer ataque suele aparecer entre los 6 meses y 5 años.

• La raza del paciente.

• El tipo de convulsión. Se manifiesta en la mayoría con crisis tonicoclonicas generalizadas.

• La frecuencia y presentación de los episodios. La crisis se suele producir de noche o de madrugada, cuando el animal descansa o duerme en casa, en ambiente natural. La frecuencia es variable, pero muchas veces presenta una regularidad; algunos animales pueden padecer episodios en periodos de estrés o de mayor actividad sexual. (las hembras durante la fase del estro)

• El perro con epilepsia es un animal sano que desarrolla una vida normal. Durante el periodo entre las crisis no muestra alteraciones de ningún tipo.

Tratamiento: Administración de antiepilépticos para disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis.

Prod_Epileptica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: