Dálmata

Las apariciones de la raza en expresiones artísticas medievales ubicaron su supuesto origen en Europa, y las primeras menciones bajo el nombre “dálmata” datan del siglo XIX.

A lo largo de su historia ha desempeñado varios trabajos, como guardián en Dalmacia y Croacia, lo que es evidente en su comportamiento desconfiado con extraños. También tiene un fuerte instinto cazador y es excelente para combatir ratas y alimañas, así como cobrador, perro de rastreo y de caza, particularmente en jaurías, contra presas como jabalíes y ciervos.

Sin embargo el papel más importante ha sido como perro de compañía y escolta para carruajes. Aún tiene una fuerte afinidad hacia los caballos, y tienden a correr en posición de “escolta” cuando encuentran un carruaje. Esto se refleja en su gran resistencia y su cuerpo atlético y aerodinámico. Adicionalmente su uso como escolta para carruajes de bomberos dio origen a su relación con este oficio, que se mantiene en la actualidad, si bien desde luego es ahora solo un pasajero más en un camión de bomberos.

Morfología: Es una raza de tamaño mediano, de buena musculatura y gran resistencia. La cabeza y la mandíbula son alargadas y el hocico termina en punta. Los ojos son marrón oscuro o ámbar. La trufa es negra y redonda. Sus orejas son colgantes y blandas, afinándose hacia la punta, dobladas sobre sí mismas hacia adelante.

Resultado de imagen de dalmata

La estatura de los machos está entre 56-61 cm, con un peso 27-32 kg; las hembras entre 54-59 cm con un peso 24-29 kg.

El pelo es corto, duro, denso, liso y brillante. Nacen sin manchas. Las de la cabeza, cola y extremidades son mas pequeñas.

Comportamiento: Es testarudo, independiente, amistoso y payaso. A pesar de la fama de rebelde, este es un perro con una gran capacidad de adaptación y aprendizaje. De pequeño se le ha de educar con firmeza ya que es fácil que coja malos hábitos y que luego cueste corregirlos. Le gusta correr, saltar, jugar y sentir la presencia y el afecto de los dueños. Con los niños es muy dulce y se adapta perfectamente a sus juegos.

Salud: Son el único mamífero con metabolismo urinario uricotélico, en su orina excretan predominantemente ácido úrico como producto de deshecho del metabolismo nitrogenado; (el resto de mamíferos, son ureotélicos excretando predominantemente urea), que, puede conducir a la formación de cálculos renales y/o urinarios, especialmente en dálmatas masculinos.

Los cálculos pueden causar una leve irritación en los casos leves, pueden bloquear el flujo de orina parcial o totalmente en casos importantes, la micción es dolorosa. El resultado final es la necesidad de una dieta especial baja en purinas y beber mucha agua.

También pueden padecer sordera hereditaria. Un gran porcentaje nacen con sordera total o parcial.

Cuidados: El mantenimiento no es complicado, basta con cepillarlo con regularidad y sacarlo a pasear cada día para que pueda quemar toda su energía casi inagotable.
Se adapta bien a la vida hogareña y se aconseja que no duerma en el exterior, ya que su pelo es muy corto y no lo protege del frío.

      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: