Aparatos Respiratorio, Circulatorio y reproductor de los Oviparos

√  Aparato Respiratorio

Aparece modificado como adaptación al vuelo. La tráquea va seguida de una siringe, u órgano fonador, que tanta importancia tiene en la producción del canto. Los pulmones carecen de alveólos, son tubulares y están atravesados por los denominados bronquios primarios, cuyas porciones situadas en el interior de la cavidad pulmonar reciben el nombre de mesobronquios. De éstos derivan los bronquios secundarios que se reúnen en varios grupos y dan lugar a su vez a los bronquios terciarios, los cuales presentan nuemerosos ofiricos que  comunican con pequeñas camaras o atrios capilarizados. A partir  de los bronquios se forman expansiones a modo de sacos aéreos, que se dilatan durante el vuelo por la acción de los movimientos respiratorios y alares, y permiten que el aire penetre en los pulmones.  En la espiración, los sacos se comprimen y expulsan el aire otra vez hacia los bronquios, de forma que la ventilación de éstos es continua, lo que hace posible el aporte de oxígeno que requiere el intenso ejercicio del vuelo.

Aparato Circulatorio

El corazón está constituido por cuatro cavidades, dos auriculas y dos ventrículos, completamente separados. La sangre venosa llega al corazón, procedente de todo el cuerpo, por las venas cavas, que desembocan en la aurícula derecha. La sangre arterial regresa de los pulmones por las venas pulmonares, hasta la aurícula izquierda. Existe, una completa separación de la sangre venosa, que ocupa la mitad derecha del corazón, y la arterial situada en la mitad izquierda. El sistema linfatico está desarrollado y presenta órganos como el bazo, el timo y la bolsa de Fabricio, situada  en la cloaca.

 

Aparato reproductor

Esta formado por dos testiculos  o dos ovarios, cuyos conductor respectivos desembocan en la cloaca o en los orificios genitales. La fecundación es interna y se produce por oposición de cloacas o por medio de un pene.

Los huevos se componen de una cáscara externa porosa, una sustancia albuminoide gelatinosa e incolora, la clara; una región discoidal proteica y amarilla, la yema, que constituye la verdadera célula-huevo: la chalaza, conjunto de filamentos que unan la yema a la cáscara, y una camara de aire, situada entre esta última  y la clara. La forma y el tamaño de los huevos varían considerablemente y en el avestruz, por ejemplo pueden llegar a pesar hasta 1 kg y medio. Las aves se dividen en dos superórdenes:

Ratites o Paleognatas: Aves corredoras que han perdido la capacidad de volar y carecen de quilla.

Carenadas o Neognatas: con quilla, al que pertenecen la mayor parte de las especies.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: