Anatomía vascular y nerviosa

La neuroanatomía es la parte de la anatomia que se centra en el estudio de las diferentes partes del sistema nervioso. En este sistema se da la recepción de los estímulos por medio de las células sensitivas especiales, receptores. Los elementos conductores son unas células llamadas neuronas.

El sistema nervioso está formado por billones de neuronas. Cada una posee cuerpo celular con uno o más procesos llamados dendritas y axones. Las primeras traen informacion al cuerpo celular, mientras que los segundos la transmiten a otras neuronas o musculos.

Las células gliales superan en número a las neuronas y se pueden encontrar de tres tipos:

Oliodendrocitos

Astrositos

Microglías

Se encargan de rodear a las neuronas y aportarles un soporte estructural, por lo que se encargan de la mielinización, la formación de la barrera hemato- encefálica, la regulación de la función metabólica y la defensa inmunologíca.

Sistema Nervioso Periferico

Está formado por los nervios perifericos. Une el sistema nervioso central con el resto del cuerpo. Contiene neuronas que entran y salen del tronco del encéfalo y de la médula espinal.

Sistema nervioso central

Constituido por el encéfalo y la médula espinal, los cuales están recubiertos por tres membranas (duramadre, piamadre y aracnoides) las meninges. Están protegidos por envolturas óseas, tales como el cráneo y la columna cervical.

Sus cavidades están llenas de líquido incoloro y transparente denominado LCR (líquido cefalorraquídeo). Sus funciones son varias:

– Sirve como medio de intercambio de determinadas sustancias.

– Como sistema de eliminación de productos residuales.

– Mantener el equilibrio iónico adecuado.

– Sistema amortiguador mecánico.

Partes del Encéfalo

Φ Cerebro

Es la proporción principal y más voluminosa del encéfalo. Ocupa la parte dorso-rostral del cráneo y está constituida  por los hemisferios cerebrales.

Φ Cerebelo

Es la proporción del encéfalo que ocupa la parte dorso- caudal del cráneo

 

Φ Tronco del encéfalo

Es la porción del encéfalo que conecta el cerebro, cerebelo y médula espinal. En él se pueden diferenciar cuatro partes: Diencéfalo, mesencéfalo, puente y médula oblangada.

 

 

Nervios  o pares craneales

Existen 12 nervios o pares craneales que entran, salen del encéfalo o hacen ambas cosas.

Los que entran reciben el nombre de sensoriales. Se ocupan de transmitir sensaciones especiales como la olfacción, la visión, el equilibrio, la audición y el gusto, además de sensaciones somáticas como el tacto, el dolor, la temperatura y la propiocepción.

Los segundos, son llamados nervios motores o eferentes. Son los responsables de los movimientos de todos los músculos, tanto esquelético como liso.

El tercer tipo son los denominados mixtos, ya que realizan ambas funciones.

Los pares craneales se encuentran enlazados con áreas concretas del encéfalo o del tronco de éste, y constituyen el sistema nervioso periferico de la cabeza.

 

 

Sistema nervioso vegetativo

Se activa de forma involuntaria, sobre todo por centros nerviosos situados en la médula espinal, el tronco del encéfalo y el hipotálamo. Además, algunas de las porciones de la corteza cerebral, tales como la corteza límbica, tambén pueden transmitir impulsos a los centros inferiores y así, influir en el control autónomo.

Otra forma de activarse es a través de los reflejos viscerales, de las señales sensoriales que penetran en los galnglios autónomos, la médula espinal, el tronco del encéfalo o el hipotálamo. Estos reflejos simples finalizan en los órganos correspondientes, mientras que los más complejos, son controlados por centros autonómicos superiores en el sistema nervioso central, generalmente por el hipotalamo.

Están formados por todas las fibras eferentes que abandonan el sistema central, a excepción de las que inervan el musculo esqueletico.

Φ Sistema nervioso parasimpático

Sus nervios radican tanto en el encéfalo como en la médula espinal a nivel sacro. Su principal función es provocar y mantener un estado corporal de descanso o rejalación tras un esfuerzo, al igual que para llevar a cabo funciones importantes como la digestión, la micción o el acto sexual.

Es posible afirmar que el sistema nervioso parasimpatico participa en la regulación del aparato cardiovascular, del aparato digestivo, del aparato digestivo y del genitourinario.

Φ Sistema nervioso simpático

Es el reponsable del aumento de la actividad del organismo en condiciones de estrés. Se estimula por el ejercicio físico, originando un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca, dilatación de las pupilas, aumento de la respiración y erizamiento del pelo. A su vez, se reduce la actividad  peristatica y de secreción de las glándulas intestinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: