Alergia a los Gatos

Ð Causa de la alergia

En lugar de identificar y responder a los virus dañinos específicos, el sistema inmune toma todo alérgeno por peligroso para el organismo y desencadena una respuesta. Desde picores hasta inflamaciones hasta un cambio de color de la piel o sarpullidos son algunas de estas respuestas. Para estudiar esta reacción, los científicos expusieron células humanas al pelo de perros y gatos en presencia de altos y bajos niveles de lipopolisacáridos (una toxina bacteriana ambiental).

Los investigadores concluyeron que, cuando la proteína Fel d 1, presente en la caspa de gato, se presenta en presencia de muy bajas dosis de lipopolisacáridos, activa un tipo de proteína del sistema inmunológico llamada TLR4 que a su vez estimula la respuesta inflamatoria. Teniendo en cuenta este mecanismo los investigadores comprobaron que, al inhibir la respuesta de este receptor, bloqueaban los efectos de la proteína del pelo del gato y no se manifestaba la alergia.

Los resultados concluyen que cuando la toxina está presente incrementa la reacción del sistema inmunológico e intensifica la respuesta inflamatoria física. Los científicos creen que estos mismos resultados pueden extrapolarse al caso de los perros y servirán para avanzar la creación de medicamentos contra este tipo de alergias.

“Hemos descubierto cómo la proteína de la alergia de gato activa las células inmunitarias del huésped”, le dijo Bryant a la BBC. “Al entender los mecanismos desencadenantes, sabemos que hay fármacos para otros trastornos, como sepsis, que posiblemente se podrían usar de una forma diferente para tratar o prevenir esta alergia”.

“El alérgeno del gato es particularmente difícil de evitar debido a que es una molécula ‘pegajosa’ que se lleva a todas partes en los zapatos y la ropa de la gente”, señaló el director de servicios clínicos de Allergy Uk, Maureen Jenkins.

Ð ¿Todos los gatos provocan el mismo grado de alergia?

Si bien el grado de alergia normalmente va asociado a la propia persona y a su sistema inmunológico, existen ciertos factores que hacen que un gato pueda provocar más o menos alergia:

  • El sexo del gato. Se dice que los machos producen más secreciones de alérgenos que las hembras.
  • La castración del gato macho. En cambio, cuando un gato es castrado, produce menos secreciones.

Además, hay diversos estudios que demuestran que los bebés que viven con gatos disminuyen el riesgo de desarrollar en el futuro alergia al minino.

Ð Tengo alergia a los gatos, ¿qué tengo que hacer?

  • No permitir que el gato entre en el dormitorio. Una persona puede pasar prácticamente la mitad de su vida en su dormitorio, por lo que es mejor que el gato no entre en él y que se mantenga todo bien limpio.
  • Evitar superficies donde se posan las motitas de caspa del gato. Esto lo recomiendan en la mayoría de alergias del ambiente: evitar alfombras, elementos de decoración, etc.
  • Cubrirse con una mascarilla o similar a la hora de limpiar el polvo. Y lo óptimo es que esta limpieza se haga con una aspiradora con filtro HEPA, que es bastante eficiente contra las partículas aéreas. Este filtro también se utiliza para los sistemas de refrigeración y calefacción.
  • Bañar al gato y cepillarlo. Lo ideal es que el cepillado no lo haga el alérgico, y una buena limpieza del gato puede ayudar a reducir los síntomas de la alergia.

Ð Remedios contra la alergia del gato

Además de las precauciones comentadas, existen dos métodos generales para combatir las alergias: la medicina común y los remedios naturales.

En la medicina común nos encontramos las vacunas contra la alergia, que son bastante tediosas puesto que supone una constancia y una dedicación. Y otros productos que son para aplicar sobre el gato para eliminar estos elementos de la superficie, como es el caso del spray de Bayer: Vetriderm.

En cuanto a los remedios naturales, no conocemos ninguno que sea 100% eficaz e inmediato. Pero sí existen distintos componentes que ayudan a paliar los síntomas de la alergia:

  • Contra la tos y la congestión nasal: el eucalipto (que también se usa como antiséptico en los arañazos del gato). El trébol rojo, la alfalfa, el vinagre de sidra de manzana y la raíz de regaliz también ayudan a combatir estos síntomas y el picor de ojos.
  • Contra el picor: la vitamina C, el aceite de pescado, las semillas de lino, el aceite de onagra, los jabones con base avena y los geles de aloe vera se utilizan para detener y aliviar el picor que provocan las alergias.

Por último, también se hablan de remedios alternativos para combatir las alergias: métodos basados en la energía, la acupuntura, la herbología, el yoga y la naturopatía son algunos de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: